Labor pionera de la Real Sociedad Económica Matritense en la enseñanza de los sordomudos (1802-1808)

Usuario-VacioPor Olegario Negrín Fajardo,

Madrid, 2009.

Sección: Artículos, historia.

 

La política educativa ilustrada española depositó una gran responsabilidad en las Sociedades Económicas de Amigos del País, creadas a partir del modelo de la Vascongada y, principalmente, de la Matritense, en el desarrollo de nuevos paradigmas formativos y en el establecimiento de enseñanzas alternativas que no existían en el currículum de los centros oficiales de la época. Fue Campomanes quien con sus Discursos diseñó las líneas maestras de actuación educativa e instructiva que, evitando los obstáculos existentes,

se pusiera al servicio de la política económica del Gobierno, al servicio del desarrollo económico nacional. El principio, formulado de una manera insistente por Jovellanos , plantea que la instrucción pública es el fundamento del bienestar y de la felicidad individual y colectiva.

Pues bien, dentro de esta tendencia apoyada desde el poder, las Sociedades Económicas van a tener un papel fundamental como laboratorios de ideas y puesta en marcha de nuevas experiencias. Una de sus principales actividades fue el fomento de una nueva disciplina, la economía civil o política, que no se conocía en los centros universitarios, y que tenía la importante misión de estudiar la realidad económica del país y plantear las necesarias alternativas de progreso; otra actividad no menos importante fue la de ocuparse de la educación popular; y otra, finalmente, la de crear nuevos centros formativos

como el Colegio de Sordo-mudos o la Escuela de Taquigrafía, por mencionar algunos ejemplos bien significativos. Esta aportación relativa a la intervención de la Matritense en la creación del primer colegio de sordomudos de España, no vinculado a órdenes o congregaciones religiosas y auspiciado por el Gobierno, está basada en la documentación conservada en el archivo de la institución y en otros trabajos nuestros anteriores a los que remitimos para un conocimiento más profundo y amplio del tema . Pero el objetivo prioritario es resaltar la labor pionera de la Matritense en este ámbito y nos centramos en su proceso de establecimiento y apertura oficial.

Sabemos que el Colegio de Sordo-mudos de Madrid, a cargo de la Sociedad Económica Matritense, por su permanencia a lo largo del tiempo y el importante papel que desarrolla, ha sido considerado a veces como la primera escuela de sordomudos con carácter oficial. Pero ya Manuel Godoy relata en sus Memorias, la creación en 1795 de una Escuela oficial de sordomudos en el Colegio de las Escuelas Pías de San Fernando de Madrid, por decisión , del monarca reinante en esos momentos; también el propio valido adoptó una decidida actitud de apoyo a la enseñanza de los sordomudos. Leer más …descargar artículo

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *