Los sordos y los sultanes otomanos

Icono-Seccion-LECTURA-SENCILLA

¿Sabes quiénes eran los sultanes otomanos? Los sultanes eran los reyes de un país muy grande y fuerte. Ese país se llamaba imperio otomano.

Los sultanes tenían un problema. No podían hablar directamente con la gente, porque era tabú (prohibido) oír la voz del sultán. Por eso había un ayudante. El sultán susurraba (hablaba muy bajito) al oído del ayudante. El ayudante repetía en voz alta. Era muy complicado.

Pero un día desapareció el problema ¿Quieres saber qué pasó?

Un sultán llamado Suleimán tenía dos jardineros. Eran dos hermanos sordos. Ellos se comunicaban con señas. El sultán los observó mucho rato. Y pensó: “esas señas son buenas. Con señas no hace falta la voz. Así no hay más problemas para mí”.

El sultán Suleimán llamó a los dos hermanos. Les dijo: “quiero aprender señas”. Los dos hermanos sordos le enseñaron al sultán.

El sultán llamó después a la gente del palacio: “vengan a aprender estas señas”. Todos los oyentes empezaron a aprender.Eran muchos alumnos. Los dos hermanos no podían enseñar a tanta gente. El sultán les dijo: -“busquen a otros sordos”. Por eso muchos sordos vinieron al palacio y enseñaron. Se quedaron a vivir en el palacio. En el palacio del sultán vivían ahora muchos sordos.
El Sultán Suleimán (Turquía 1494-1566)

 

El sultán Suleimán conversaba todo el tiempo con señas. Suleimán aparece en su retrato haciendo una seña. La lengua de señas del sultán se llamaba “ixarette” (en lengua turca). En el palacio, el ixarette era elegante. Hablar no era elegante. Siempre venían embajadores (visitantes extranjeros) al palacio de Suleimán. Los embajadores veían que nadie hablaba. Todos hacían señas. Los embajadores se sorprendían con las señas y necesitaban intérpretes.
Después, los embajadores regresaban a sus países. Y escribían sobre las señas del palacio de Suleimán. Decían: -“¡Qué costumbre tan interesante!”.
Suleimán tenía muchos palacios. En todos los palacios vivían ahora muchos sordos. Los sordos tenían diferentes trabajos. Algunos eran maestros de señas. Otros eran cocineros, jardineros. Y otros eran soldados. Los guardaespaldas de Suleimán eran sordos.

Suleimán abrió escuelas de lengua de señas en los palacios. Los sordos y los oyentes inventaban muchas nuevas señas, para poder conversar de cualquier tema.

Al morir Suleimán (año 1566), su hijo Selim fue el nuevo sultán otomano. Selim continuó usando las señas. Y también todos los sultanes que siguieron. Esa costumbre duró varios siglos (un siglo = cien años).

El año 1923 se terminó el imperio otomano. Los sordos abandonaron los palacios.

Alejandro Oviedo escribió este texto. Si quieres saber de dónde salió esta historia, puedes abrir  Los sordos en la corte otomana (no es lectura sencilla)  publicado también en esta página web.

6 Comentarios

  1. Gemari Gonzalez said:

    Hola, quisiera saber por que los sultanes no se casaban legalmente? Segun me explico un historiador en mi reciente visita a la Mesquita de Suleyman en Turquia.

    21 junio, 2018
    Reply
  2. Monica said:

    Que buena historia…es lo que se debería hacer que todos aprendieramos.lengua de señas

    1 febrero, 2018
    Reply
  3. Shirley said:

    Muy interesante

    31 enero, 2018
    Reply
  4. rosa torres said:

    Que hermosa historia
    Se lo contaré a mis hijos y trataré que se en Lengua de señas.
    Muchísimas gracias

    24 noviembre, 2016
    Reply
  5. Alejandro Oviedo said:

    Pronto resolveremos el problema. Gracias por avisarnos. Abrazo de vuelta!

    5 mayo, 2016
    Reply
  6. Javiera said:

    Gracias por la publicación, las imágenes no pueden ver, podría arreglarse o enviarme las imágenes de los sultanes otomanos como el diccionario de LS para mostrar a los niños de mi escuela en el curso L1, le agradezco mucho si me envía las imágenes. Un abrazo

    4 mayo, 2016
    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *